Redes sociales para médicos y otros profesionales de la salud

5703053431_01ccc3f364

foto por Anoto AB

En años recientes, luego de la popularización de las redes sociales, casi todos los profesionales de distintas áreas han encontrado maneras de ampliar sus posibilidades, visibilidad y cartera de trabajo a través de LinkedIn, Facebook y twitter. Las redes sociales ofrecen oportunidades para ser más competitivos en un mundo con interacciones cada vez más complejas. Algunos profesionales de la salud se han interesado por usarlas más allá de lo personal. Pero las preocupaciones sobre la confidencialidad los han mantenido a raya. Mientras que el resto de las personas somos relativamente libres para compartir sus aciertos y fracasos, los profesionales de la salud arriesgarían su reputación y su futuro profesional al publicar su trabajo en twitter.

Esto ha dado pie al surgimiento de redes sociales exclusivamente para médicos. Sermo tiene más de 100.000 profesionales de la salud registrados, ResearchGate mas de 200.000, mientras que Doximity se vende como el LinkedIn del mundo de los médicos.

Otras redes, como Merckservices y Pfizerpro, se han credo para estrechar los lazos entre las farmacéuticas y sus principales promotores.

¿Pero qué hay de Facebook?

Las redes sociales mainstream, presentan otro tipo de retos.

El caso paradigmático es el de los psicólogos y psiquiatras: ¿qué sucede si un paciente decide ser tu «amigo» en Facebook? Incluso con el nivel de seguridad más alto, un paciente podría recolectar información sobre ti, tus amigos o tu familia, aumentando los riesgos de una transferencia. El tratamiento de la salud mental enfatiza la privacidad, mientras que las redes sociales enfatizan precisamente lo contrario.

Sheldon Benjamin está convencido de que las redes sociales están para quedarse y que la formación de profesionales de la medicina deberían incluir procesos para lidiar con este tipo de situaciones.

Así como hace 10 o 15 años se hablaba de cómo poner límites a los contactos por e-mail, es hora de discutir cómo poner límites al contacto vía redes sociales.

En este otro video se tratan estos retos más extensivamente y es el mejor que he conseguido hasta ahora.

Volverse un ermitaño de las redes sociales, no es la solución.

Como trabajador de la salud ¿Por qué querría estar en las redes sociales?

Porque rápidamente se están convirtiendo en la principal forma de dar y buscar consejos.

Las redes sociales constituyen una plataforma ideal para divulgar tus capacidades y fabricar autoridad dentro de una comunidad. Como profesional de la salud puedes construir lazos con colegas, promover ideas y mantener al tanto a tus pacientes (o potenciales pacientes) de nuevos avances en tu campo. Estas actividades pueden convertirte en una figura influyente en un entorno poco explorado por tus colegas.

Por otro lado, te guste o no, en el mundo profesional de hoy tus capacidades están relacionadas de alguna forma con la cantidad de veces que apareces en una búsqueda de google.

Por lo tanto, así no sepas para qué lo vas a usar, lo primero que tienes que hacer es crear un perfil profesional en las principales redes sociales.

Una estrategia básica para redes sociales no estaría completa sin un blog. El blog es tu base, el lugar desde que divulgarás información, artículos que has leído, noticias sobre tu campo. También, será el lugar en el que capturarás a potenciales pacientes.

Si decides escribir alguna que otra opinión, recuerda estas reglas:

  • Mantenlo breve: La gente no lee en internet y si haces contenido que pueda ser ojeado rápidamente, ganarás seguidores. Por ejemplo, mira la longitud de los artículos de GruntDoc, un médico de emergencias en Texas.
  • Haz listas: Comienza tus artículos con «5 indicios de», o «5 razones para». Por ejemplo, mira este artículo de KevinMD, uno de los médicos más populares de todas las redes sociales.
  • Ayuda a la gente: Escribe como si le hablaras a un paciente. En muchos casos, escribirás cosas obvias para ti que son revelaciones increíbles para nosotros los mortales.
  • Comparte: Si ya diste con una estrategia exitosa, déjame un comentario aquí abajo 🙂