4 Herramientas para trabajar remotamente

O cómo virtualizarse sin desaparecer en el intento

Este artículo pertenece a la serie de virtualización, teletrabajo e independencia geográfica.

Empty desk with laptop in modern office

Si hay un aspecto que me apasiona de la revolución digital es la posibilidad que tenemos de generar omnipresencia a través de la tecnología. Gracias a la computación móvil y al abaratamiento de las telecomunicaciones, cada vez hay menos razones para trabajar en una oficina desagradable, en un lugar específico.

Claro, no todos los trabajos pueden ser ejecutados remotamente, pero también es verdad que la mayoría de las veces tu trabajo es producto de una decisión personal.

Independientemente de que decidas trabajar desde tu casa, o irte al otro lado del mundo, la clave está en crear la sensación de que sigues estando allí en la oficina, igual de asequible.

Supongamos entonces que has decidido ensayar el trabajo remoto y has convencido a tu jefe. Para volverte virtual debes apoyarte en ciertas tecnologías que ya conoces, pero quiero invitarte a que exploremos la posibilidad de optimizar su uso:

»