Cómo elegir el gráfico correcto

This post is also available in: English

Hay un gráfico para cada ocasión. Cada tipo de información que tengas y cada análisis que quieras hacer puede ser beneficiado o perjudicado por el gráfico que elijas.

La idea de representar los datos gráficamente es ayudar a otra persona a entender qué es lo que quieres decir. ¿Crees que las ventas están en peligro? ¿Tenemos un problema en una región? Ayúdame a ver esa información tan claramente como tú.

Los gráficos circulares (pastel o torta) se usan para representar las partes de un total y los gráficos de barra se usan para hacer comparaciones. Mucha gente los confunde, o se siente tentada a representar resultados con un gráfico circular. Pero los humanos somos pésimos estimadores de áreas. Esta lámina plantea la diferencia claramente:

Pero hay clientes que me piden un tipo de gráfico «porque sí». A ellos suelo pasarles este diagrama de Andrew Abela que te ayuda a elegir el gráfico adecuado, según el tipo de datos que tengas (click para verlo más grande):

 


Una vez que tengas el mejor tipo de gráfico, recuerda que en toda presentación debes contar una historia. Lo que más importa es que entiendan y recuerden lo que quisiste decir. Por lo tanto, tu gráfico debe ayudarte a relatar, mantenerte enfocado en esa historia y evitar que los datos se pierdan en un gráfico mal elegido.

En este post escribo un poco sobre cómo hacer para que la información de tus gráficos no se pierda en esos efectos que, aunque gustan, no sirven para tomar decisiones.

Cómo hacer mejores gráficos

 

Soy arquitecto de software y ayudo a la gente a mejorar sus vidas usando la tecnología. En este sitio, intento escribir sobre cómo aprovechar las oportunidades que nos ofrece un mundo hiperconectado. Cómo vivir vidas más simples y a la vez ser más productivos. Te invito a revisar la sección de artículos destacados. Si quieres contactarme, o trabajar conmigo, puedes usar los links sociales que encontrarás abajo.

TAGS: