Como mejorar tu presencia en línea

This post is also available in: English

En estos días, mi primo me escribió con algunas preguntas sobre su presencia en línea. Él está claro que tener y actualizar un currículum es cosa del pasado y lo crucial es mejorar tu presencia web. Mi respuesta consistió en dos partes, una relacionada con LinkedIn y otra con su blog personal.

 

5 ideas para mejorar tu perfil de LinkedIn

Mi primo siguió algunos consejos de este artículo y copió algunos ejemplos de este otro. Pero estas ideas no las habíamos discutido:

  1. Coloca tu teléfono de contacto.
  2. Escribe qué es lo que has hecho en tu último trabajo. Se breve, pero específico. No describas todo. Pon lo que creas más valioso.
  3. Crea un perfil en castellano e inglés (LinkedIn permite crear perfiles en varios idiomas), para aumentar tus posibilidades.
  4. Pule tu introducción de manera que diga de dónde vienes y qué es lo que quieres hacer en la vida. Por qué alguien debe contratarte. No tengas miedo de proponer tus aspiraciones personales. Algunas de las mejores empresas buscan gente creativa y con intereses propios.
  5. Linkedin tiene una sección  de «skills and expertise» en la que colocas palabras clave sobre las cosas que sabes hacer. Luego la gente puede refrendar o respaldar esa habilidad tuya sin tener que escribir una larga recomendación. Coloca allí una lista de palabras y luego dile a tus amigos a cuál deben hacerle like 😉

 


5 ideas +1 para tu blog personal

  1. Consigue un hospedaje barato y usa wordpress. La instalación es muy fácil. Si estás negado a aprender cómo instalar un blog, puedes comprar un dominio y apuntarlo a un blog gratuito de wordpress.com.  Recomiendo wordpress porque requiere menos trabajo y por lo general las plantillas son bastante profesionales.
  2. Elige un tema minimalista. Busca Free WordPress minimalist theme en google. Aquí hay algunos. El tema que yo uso es este y aquí hay otra variante. Inclusive, el tema que trae wordpress por defecto es bastante bueno y te recomendaría que comenzaras con ese, si no quieres adentrarte en lo profundo.
  3. Lo más importante es que a primera visita la gente sepa qué es lo que haces. Coloca la misma introducción que pusiste en LinkedIn justo debajo de la cabecera. La mía es «Las máquinas deberían trabajar para uno, no al revés. Así que desde niño, enseño a la gente a mejorar sus vidas con tecnología.» –es mejorable, pero estoy contento con ella. Recorta lo más que puedas esa introducción, pero no deseches lo que borres. Eso lo vamos a usar luego.
  4. El objetivo de un blog es fabricar autoridad de la nada 😉 en ese sentido, tienes que proyectar lo que eres: el tipo que sabe. Coge lo que borraste de la introducción y haz un post.
    Mi primo trabaja en servicio técnico, así que le sugerí que hiciera una serie de posts sobre los aspectos ganadores de un departamento de servicio técnico. Apuesto que dentro de ti tienes dos o tres posts sobre como mejorar el lugar en el que trabajas. ¡Escríbelos! Esos serán tus primeros posts.
    La idea es que cuando la gente busque en google algo como «como administrar un departamento de servicio técnico» caiga en tu post. Cuando escribas, piensa en palabras clave, piensa en un artículo que cualquiera buscaría. Es muy sencillo estructurar ese post: escribes una introducción de dos líneas y haces una lista, tal como estoy haciendo en este post.
    A finales de 2010 yo dediqué un par de horas diarias durante casi un mes y el resultado es lo que está en el blog ahora. Al principio es difícil porque estás oxidado. Pero luego terminas sacando posts como churros.
    También, al principio te sientes barato, así como que «diablos, lo que estoy diciendo es una obviedad y estoy hablando como un vendedor de carros usados», pero muchas veces estarás ayudando a gente, o escribiendo cosas que son interesantes para otros.
    Cada vez que hago un post de «herramientas para organizar tu vida» siento que no estoy mencionando nada nuevo, pero parece que la gente los lee y seguro que nadie nota lo incómodo que me sentí al escribirlo.
  5. Al final de cada post, pon una breve descripción de quién eres. Para eso hay un plugin de wordpress que se llama About author (¡hay decenas!). En esa descripción (muy breve) vas a poner al final «Si quieres trabajar conmigo, puedes contactarme en:» y pones tus links a LinkedIn, o un email. No los dejes escapar.
  6. WordPress te permite programar posts para publicarlos en el futuro. Si por alguna razón escribes dos o tres, no los publiques seguido, espácialos en el tiempo para que parezca que escribes una vez por semana.

Todo esto de tener el blog es crucial. Imagínate que estás buscando trabajo y el reclutador termina con dos candidatos, uno que sabe y otro que sabe y tiene un blog sobre su trabajo ¿Cuál crees que elegirá?

 

Soy arquitecto de software y ayudo a la gente a mejorar sus vidas usando la tecnología. En este sitio, intento escribir sobre cómo aprovechar las oportunidades que nos ofrece un mundo hiperconectado. Cómo vivir vidas más simples y a la vez ser más productivos. Te invito a revisar la sección de artículos destacados. Si quieres contactarme, o trabajar conmigo, puedes usar los links sociales que encontrarás abajo.

TAGS: -