La Sociedad Post-Capitalista

This post is also available in: English

Hace quince años, Post-Capitalist Society (1993), de Peter Drucker, cambió mi vida para siempre.

La idea fundamental detrás de Post-Capitalist Society es que las reglas económicas que rigieron al mundo hasta los 1980s están (¿o estaban?) obsoletas, que tierra, trabajo y capital, otrora motores del Capitalismo, habían dejado de serlo. Que lo más importante para la supervivencia de una empresa, y por transitividad, de todo el sistema económico de una sociedad postmoderna, era la habilidad de sus trabajadores para analizar datos, establecer conexiones, relaciones causales, y tomar decisiones al respecto. Por ende, Drucker argumentaba que la clase obrera sería desplazada en importancia por lo que él llamaba trabajadores del conocimiento.

Piénsalo: el surgimiento de un mercado global y la estandarización de los precios han obligado a los estados a introducir medidas proteccionistas para evitar quiebres masivos en sus industrias pesadas. Si todas las empresas del mismo ramo utilizan la misma tecnología y fabrican productos equivalentes con la misma materia prima, queda en evidencia que la única forma de sobrevivir es alcanzar nuevos niveles de sofisticación mediante el análisis de datos de producción y distribución de los productos. Aplicar conocimiento al conocimiento. En ese escenario, los obreros –calificados o no– pierden relevancia.

Si estás en una oficina mientras lees esto, es probable que tu puesto pueda ser libremente definido como agregar valor a una serie de datos que tú recolectas o te son suministrados por otros compañeros de trabajo. Eres contador, analista, comunicador, supervisor, gerente. Tu trabajo es generar información. La compañía en la que trabajas –y la sociedad– están modeladas de esa forma gracias en parte a ideas de Peter Drucker desarrolló en los años 60s.

Si recibiste algún tipo de entrenamiento formal para realizar tu trabajo, Drucker probablemente tuvo algo que ver. Si sientes que sin ti hay partes de la empresa que no funcionarían, Drucker. Si trabajas en una compañía que tiene el know-how para ofrecer servicios tercerizados a otras empresas más grandes, Drucker.


Y cuando renuncies dentro de poco tiempo y entres de nuevo a este mercado de trabajo de alta rotación en el que las compañías buscan activos o piezas de conocimiento, Drucker.

Si no has leído Post-Capitalist Society, esta entrevista de la época es especialmente esclarecedora. Curioso como entonces, hace tan poco tiempo, ciertas cosas como la revolución digital no eran tan obvias como ahora.

¿Qué crees? ¿Eres un trabajador de conocimiento? Déjamelo saber en los comentarios.

Soy arquitecto de software y ayudo a la gente a mejorar sus vidas usando la tecnología. En este sitio, intento escribir sobre cómo aprovechar las oportunidades que nos ofrece un mundo hiperconectado. Cómo vivir vidas más simples y a la vez ser más productivos. Te invito a revisar la sección de artículos destacados. Si quieres contactarme, o trabajar conmigo, puedes usar los links sociales que encontrarás abajo.

TAGS: -