Redes sociales para médicos y otros profesionales de la salud

5703053431_01ccc3f364

foto por Anoto AB

En años recientes, luego de la popularización de las redes sociales, casi todos los profesionales de distintas áreas han encontrado maneras de ampliar sus posibilidades, visibilidad y cartera de trabajo a través de LinkedIn, Facebook y twitter. Las redes sociales ofrecen oportunidades para ser más competitivos en un mundo con interacciones cada vez más complejas. Algunos profesionales de la salud se han interesado por usarlas más allá de lo personal. Pero las preocupaciones sobre la confidencialidad los han mantenido a raya. Mientras que el resto de las personas somos relativamente libres para compartir sus aciertos y fracasos, los profesionales de la salud arriesgarían su reputación y su futuro profesional al publicar su trabajo en twitter.

Esto ha dado pie al surgimiento de redes sociales exclusivamente para médicos. Sermo tiene más de 100.000 profesionales de la salud registrados, ResearchGate mas de 200.000, mientras que Doximity se vende como el LinkedIn del mundo de los médicos.

Otras redes, como Merckservices y Pfizerpro, se han credo para estrechar los lazos entre las farmacéuticas y sus principales promotores.

¿Pero qué hay de Facebook?

Las redes sociales mainstream, presentan otro tipo de retos.

El caso paradigmático es el de los psicólogos y psiquiatras: ¿qué sucede si un paciente decide ser tu «amigo» en Facebook? Incluso con el nivel de seguridad más alto, un paciente podría recolectar información sobre ti, tus amigos o tu familia, aumentando los riesgos de una transferencia. El tratamiento de la salud mental enfatiza la privacidad, mientras que las redes sociales enfatizan precisamente lo contrario.

Sheldon Benjamin está convencido de que las redes sociales están para quedarse y que la formación de profesionales de la medicina deberían incluir procesos para lidiar con este tipo de situaciones.

Así como hace 10 o 15 años se hablaba de cómo poner límites a los contactos por e-mail, es hora de discutir cómo poner límites al contacto vía redes sociales.

En este otro video se tratan estos retos más extensivamente y es el mejor que he conseguido hasta ahora.

Volverse un ermitaño de las redes sociales, no es la solución.

Como trabajador de la salud ¿Por qué querría estar en las redes sociales?

Porque rápidamente se están convirtiendo en la principal forma de dar y buscar consejos.

Las redes sociales constituyen una plataforma ideal para divulgar tus capacidades y fabricar autoridad dentro de una comunidad. Como profesional de la salud puedes construir lazos con colegas, promover ideas y mantener al tanto a tus pacientes (o potenciales pacientes) de nuevos avances en tu campo. Estas actividades pueden convertirte en una figura influyente en un entorno poco explorado por tus colegas.

Por otro lado, te guste o no, en el mundo profesional de hoy tus capacidades están relacionadas de alguna forma con la cantidad de veces que apareces en una búsqueda de google.

Por lo tanto, así no sepas para qué lo vas a usar, lo primero que tienes que hacer es crear un perfil profesional en las principales redes sociales.

Una estrategia básica para redes sociales no estaría completa sin un blog. El blog es tu base, el lugar desde que divulgarás información, artículos que has leído, noticias sobre tu campo. También, será el lugar en el que capturarás a potenciales pacientes.

Si decides escribir alguna que otra opinión, recuerda estas reglas:

  • Mantenlo breve: La gente no lee en internet y si haces contenido que pueda ser ojeado rápidamente, ganarás seguidores. Por ejemplo, mira la longitud de los artículos de GruntDoc, un médico de emergencias en Texas.
  • Haz listas: Comienza tus artículos con «5 indicios de», o «5 razones para». Por ejemplo, mira este artículo de KevinMD, uno de los médicos más populares de todas las redes sociales.
  • Ayuda a la gente: Escribe como si le hablaras a un paciente. En muchos casos, escribirás cosas obvias para ti que son revelaciones increíbles para nosotros los mortales.
  • Comparte: Si ya diste con una estrategia exitosa, déjame un comentario aquí abajo 🙂

 

Como mejorar tu presencia en línea

En estos días, mi primo me escribió con algunas preguntas sobre su presencia en línea. Él está claro que tener y actualizar un currículum es cosa del pasado y lo crucial es mejorar tu presencia web. Mi respuesta consistió en dos partes, una relacionada con LinkedIn y otra con su blog personal.

 

5 ideas para mejorar tu perfil de LinkedIn

Mi primo siguió algunos consejos de este artículo y copió algunos ejemplos de este otro. Pero estas ideas no las habíamos discutido:

  1. Coloca tu teléfono de contacto.
  2. Escribe qué es lo que has hecho en tu último trabajo. Se breve, pero específico. No describas todo. Pon lo que creas más valioso.
  3. Crea un perfil en castellano e inglés (LinkedIn permite crear perfiles en varios idiomas), para aumentar tus posibilidades.
  4. Pule tu introducción de manera que diga de dónde vienes y qué es lo que quieres hacer en la vida. Por qué alguien debe contratarte. No tengas miedo de proponer tus aspiraciones personales. Algunas de las mejores empresas buscan gente creativa y con intereses propios.
  5. Linkedin tiene una sección  de «skills and expertise» en la que colocas palabras clave sobre las cosas que sabes hacer. Luego la gente puede refrendar o respaldar esa habilidad tuya sin tener que escribir una larga recomendación. Coloca allí una lista de palabras y luego dile a tus amigos a cuál deben hacerle like 😉

 

5 ideas +1 para tu blog personal

  1. Consigue un hospedaje barato y usa wordpress. La instalación es muy fácil. Si estás negado a aprender cómo instalar un blog, puedes comprar un dominio y apuntarlo a un blog gratuito de wordpress.com.  Recomiendo wordpress porque requiere menos trabajo y por lo general las plantillas son bastante profesionales.
  2. Elige un tema minimalista. Busca Free WordPress minimalist theme en google. Aquí hay algunos. El tema que yo uso es este y aquí hay otra variante. Inclusive, el tema que trae wordpress por defecto es bastante bueno y te recomendaría que comenzaras con ese, si no quieres adentrarte en lo profundo.
  3. Lo más importante es que a primera visita la gente sepa qué es lo que haces. Coloca la misma introducción que pusiste en LinkedIn justo debajo de la cabecera. La mía es «Las máquinas deberían trabajar para uno, no al revés. Así que desde niño, enseño a la gente a mejorar sus vidas con tecnología.» –es mejorable, pero estoy contento con ella. Recorta lo más que puedas esa introducción, pero no deseches lo que borres. Eso lo vamos a usar luego.
  4. El objetivo de un blog es fabricar autoridad de la nada 😉 en ese sentido, tienes que proyectar lo que eres: el tipo que sabe. Coge lo que borraste de la introducción y haz un post.
    Mi primo trabaja en servicio técnico, así que le sugerí que hiciera una serie de posts sobre los aspectos ganadores de un departamento de servicio técnico. Apuesto que dentro de ti tienes dos o tres posts sobre como mejorar el lugar en el que trabajas. ¡Escríbelos! Esos serán tus primeros posts.
    La idea es que cuando la gente busque en google algo como «como administrar un departamento de servicio técnico» caiga en tu post. Cuando escribas, piensa en palabras clave, piensa en un artículo que cualquiera buscaría. Es muy sencillo estructurar ese post: escribes una introducción de dos líneas y haces una lista, tal como estoy haciendo en este post.
    A finales de 2010 yo dediqué un par de horas diarias durante casi un mes y el resultado es lo que está en el blog ahora. Al principio es difícil porque estás oxidado. Pero luego terminas sacando posts como churros.
    También, al principio te sientes barato, así como que «diablos, lo que estoy diciendo es una obviedad y estoy hablando como un vendedor de carros usados», pero muchas veces estarás ayudando a gente, o escribiendo cosas que son interesantes para otros.
    Cada vez que hago un post de «herramientas para organizar tu vida» siento que no estoy mencionando nada nuevo, pero parece que la gente los lee y seguro que nadie nota lo incómodo que me sentí al escribirlo.
  5. Al final de cada post, pon una breve descripción de quién eres. Para eso hay un plugin de wordpress que se llama About author (¡hay decenas!). En esa descripción (muy breve) vas a poner al final «Si quieres trabajar conmigo, puedes contactarme en:» y pones tus links a LinkedIn, o un email. No los dejes escapar.
  6. WordPress te permite programar posts para publicarlos en el futuro. Si por alguna razón escribes dos o tres, no los publiques seguido, espácialos en el tiempo para que parezca que escribes una vez por semana.

Todo esto de tener el blog es crucial. Imagínate que estás buscando trabajo y el reclutador termina con dos candidatos, uno que sabe y otro que sabe y tiene un blog sobre su trabajo ¿Cuál crees que elegirá?

 

Si estás buscando trabajo, cuidado con lo que dices en facebook

El otro día alguien me comentó que un entrevistador completó currículum con la información que estaba disponible en Facebook.

Un estudio realizado en Julio de 2012 por Infoempleo y Adecco revela que hasta un 80% de las empresas españolas revisa la reputación en línea de los candidatos durante el proceso de selección, recurriendo a LinkedIn (32%), Facebook (15%) o Twitter (10%). Para completar el currículum (el caso de mi amigo), las empresas buscan en Facebook (70%), LinkedIn (64%) y Twitter (24%).

Así que ya sabes, a pulir ese perfil de LinkedIn y cuidado con las fotos que cuelgas en Facebook.

 

 

Puedes descargar la infografía del informe aquí.

El mejor lector de RSS para iPad (y una lección sobre como dar soporte para aplicaciones de iPad)

Flipboard revolucionó el mundo de los lectores de noticias y las revistas digitales. Es ideal para sentarse cómodamente con un iPad a «hojear» artículos.

Otros lectores de RSS, como Reeder y Feeddler, han seguido los pasos de Flipboard. Son excelentes para ese uso casual de RSS.

¿Pero qué sucede si trabajas con tu RSS? En ese caso, te recomiendo que inviertas en una herramienta que haga el trabajo pesado por ti.

Mr. Reader se sincroniza con Google Reader, permite compartir los artículos con todas las redes sociales instantáneamente y tiene varios modos de lectura: además de la normal y la web, tiene un formato Instapaper y Readability, para aquellos acostumbrados a leer con buena tipografía.

Pero no es por sus opciones o su rapidez que lo recomiendo. Es también por el soporte.

El fin de semana pasado, le escribí a Oliver Fürniß, creador de Mr. Reader, haciéndole una pregunta sobre la aplicación. Respondió en menos de 10 minutos y luego sostuvimos un intercambio que no terminó hasta que él estuvo seguro de que yo había seguido sus indicaciones.

Acostumbrado como estoy a ser ignorado por soporte, o a esas plantillas de «hemos recibido tu mensaje y te contestaremos en menos de 24 horas», me sorprendió que alguien que tiene miles de copias de su producto en la calle, se preocupara tanto por asegurarse de que uno de sus clientes tuviese una buena experiencia. Tengo la impresión de que Oliver sabe que si tratas a cada uno de tus clientes como si fuese único, te ganarás un cliente de por vida.

Más sobre Mr. Reader aquí

5 pasos esenciales para promocionar a tu empresa en las redes sociales

En agosto de 2010 había 71 millones de hispanoparlantes en facebook.

2 de los 10 principales países en los que se usa twitter, hablan castellano.

Las redes sociales han cambiado para siempre la forma de mercadearte y hacer dinero. Cuando el 100% de tus potenciales clientes tienen una cuenta en más de una red social, ya dejas de preguntarte si tu empresa debe estar en las redes sociales y comienzas a preguntarte cómo sacarle provecho a las redes sociales.

Así que, independientemente de lo que pienses acerca de perder en tiempo en Twitter, Facebook, Orkut, o LinkedIn, una realidad inescapable es que parte de tu trabajo será promocionarte dentro de la red social que este vigente en un momento determinado.

1. Crea un perfil para tu empresa

Tu empresa debería tener un perfil en las principales redes sociales y este perfil debería tener el mismo nombre en todas las redes. Te recomiendo que uses namechk, una herramienta que te permite validar si un nombre de usuario está libre en 162 redes sociales.

En el caso de facebook, muchos crean un perfil personal para la empresa. Esto es un gran error por dos razones: impide que las personas puedan hacer «like» a tu empresa y te pierdes de las estadísticas de visitantes que ofrece facebook. Así que asegúrate de crear un «page» y no un perfil en facebook.

Es absolutamente esencial que tu empresa tenga un perfil en linkedin y todos tus empleados que estén en linkedin, estén ligados con ese perfil.

»